CONTACTO

   Tel.: 856 113 777
   Fax: 856 113 778


 Enviar Correo

Alternative flash content

Requirements

1. MASOTERAPIA

La masoterapia consiste en el uso terapéutico de las manos mediante la aplicación de una fricción. Dentro de la masoterapia podemos distinguir varias clases:

Roce superficial: consiste en la aplicación mecánica de las manos de forma suave sobre la piel. A veces, por ser tan suave, no es necesario lubricante. Su acción es un leve calentamiento de las capas superficiales de la piel (hiperemia), con lo que se logra una sensación de bienestar.

Masoterapia profunda: es la aplicación mecánica de ambas manos sobre la piel de forma enérgica (se usa el lubricante). Con ello se consigue un fuerte calentamiento tanto de los tejidos superficiales como de la musculatura. Con esta hiperemia activa se obtiene un incremento sanguíneo en las estructuras contracturadas. En consecuencia se producirán un mayor aporte de oxigeno y una retirada de sustancias de desecho (detritus) más eficaz. Esto llevará a la relajación de la parte muscular afectada.

Masaje transverso profundo o Ciryax: es la aplicación de una presión profunda y transversal, al sentido de las fibras tendinosas. Esta terapia es una herramienta esencial para el tratamiento de tendinitis cronificadas. La forma de actuar de este masaje consiste en provocar microrroturas del tejido tendinoso con el consecuente aporte sanguíneo, el cual reparará las lesiones producidas y a su vez eliminará la inflamación previa.

Aunque los efectos más importantes de la FTP son de tipo mecánico y local, también tiene otro propósito importante, que es prevenir la formación de cicatrices adherentes; para ello el masaje de Cyriax debe ser aplicado transversalmente al tejido lesionado, en campos muy deducidos y muy localizados. Las adherencias y cicatrices longitudinales de los tejidos blandos del aparato locomotor (músculo, tendón y ligamento) limitan su contracción y es difícil su elongación, pudiendo llegar a causar dolor crónico, debido a las variaciones de tensión que se produce en la zona lesionada, durante la contracción muscular, en las cuales el tejido normal se une al tejido neocicatricial mal organizado.

Según se ha observado microscópicamente la formación de tejido cicatrizal, la disposición de las fibrillas depende básicamente de factores mecánicos, especialmente del movimiento. Cuando a través del masaje de Cyriax proporcionamos un movimiento fisiológico en el lugar de la lesión, mientras ésta se haya en proceso de cicatrización, éste inhibe la formación de adherencias indeseadas, generando una cicatriz fisiológica más móvil, más fuerte, sin adherencia y con una disposición normal de sus fibrillas.


Drenaje linfático manual: es un procedimiento que consiste en la aplicación mecánica de las manos de forma muy suave mediante técnicas espécificas, de forma que se consiga que tanto en ciertos ganglios como en el miembro afectado se reactive la circulación linfática. Teniendo en cuenta que la circulación linfática se podría considerar el vertedero tóxico del cuerpo es de vital importancia que ésta sea correcta tanto en afecciones posquirúrgicas con eliminación de ganglios como en lesiones que causen alteraciones de las vasos linfáticos.

El sistema linfático consiste en una serie de capilares o conductos en los que se recoge y transporta el líquido de desecho acumulado de otros tejidos. Tiene una importancia primordial para el transporte hasta el torrente sanguíneo de lípidos digeridos procedentes del intestino, para eliminar y destruir sustancias tóxicas y como función inmunológico. Los capilares linfáticos son los encargados de recoger los líquidos tisulares con una estructura similar a la de los capilares sanguíneos, aunque son más permeables y permiten el paso de partículas de mayor tamaño, como las grandes proteínas que se producen como resultado de la degradación de los tejidos, que son eliminadas en este torrente linfático.

  • Capilares linfáticos: estos vasos se encuentran en todos los tejidos a excepción del sistema nervioso central, que se drena por su propio sistema, el cerebroespinal. Los capilares linfáticos se unen entre sí formando conductos de mayor diámetro que se entrelazan con las arterias y venas. En estos conductos, la linfa es transportada por los movimientos musculares del cuerpo, y a lo largo e ellos varias válvulas colocadas de forma regular evitan el retroceso de la linfa.Los conductos de las extremidades inferiores y abdomen se unen en el lado dorsal izquierdo del cuerpo para formar un canal, conocido como cisterna del quilo, que da lugar al vaso linfático principal del cuerpo, el conducto torácico.

  • Ganglios linfáticos: estos ganglios se encuentran a lo largo del recorrido de los vasos linfáticos. Son órganos en forma de riñón con grandes cantidades de leucocitos, que funcionan como centro de producción de fagocitos, que infieren bacterias y sustancias de desecho. Durante el transcurso de cualquier infección, los ganglios aumentan de tamaño debido a la gran cantidad de fagocitos que forman, y suelen estar inflamados y dolorosos. Las adenopatías (así se conocen estas inflamaciones) suelen acontecer en los mayores centros de reunión de estos ganglios, como son el cuello, axila e ingle.

  • Otros órganos: además de los ganglios linfáticos, pertenecen al sistema linfático otros órganos constituidos por un tejido similar. De entre ellos, el más grande y el más importante es el bazo. En él se forman células sanguíneas como linfocitos, monocitos y células plasmáticas. También elimina los glóbulos rojos alterados y tiene funciones de defensa. Entre las situaciones anormales que pueden afectar al sistema linfático se encuentran la inflamación de los vasos o de los ganglios linfáticos, producida durante las infecciones, la tuberculosis de los ganglios linfáticos, los tumores malignos del sistema linfático y la elefantíasis.


2. ELECTROTERAPIA

Es la aplicación terapeútica de la electricidad sobre el cuerpo. La corriente eléctrica puede ser de diversas formas ya que se emplea en modo continuo, o pulsante, o alternante. La corriente más extendida son los llamados impulsos T.E.N.S. (estimulación transcutánea de los nervios sensitivos). Con esta aplicación se logra una analgesia que puede prolongarse hasta 24 horas. La forma continua se usa en modo de corriente galvánica, herramienta terapéutica muy eficaz para el tratamiento de las tendinitis cronificadas a través de la Iontoforesis consistente en la utilización de la corriente galvánica más un antiinflamatorio, teniendo en cuenta su electronegatividad, para que éste sea introducido por la corriente dentro del tejido lesionado.









La corriente eléctrica se puede transformar a través de un cristal piezoeléctrico en un impulso ultrasónico, lo que se conoce como terapia de ultrasonidos. El ultrasonido puede ser de modo continuo o de modo pulsante, con efectos más marcados en sus diferencias que los que se lograrían con la corriente convencional. Por una lado en el ultrasonido pulsante el predominio es mecánico, es decir, la onda ultrasónica realiza un movimiento de compresión y extensión de los tejidos con el consecuente efecto de bombeo en el líquido intra e intercelular. Es una herramienta terapéutica muy efectiva contra el edema.

Por otro lado, en el caso del ultrasonido continuo la predominancia es térmica; la vibración tan cercana en el tiempo provoca que sus efectos sean sumados con el consecuente calentamiento del tejido que está siendo tratado. Este tipo de ultrasonido es una herramienta muy eficaz en el tratamiento de lesiones crónicas tanto tendinosas como musculares. Se distinguen varios tipos:








  • Microondas: también conocidas como termoterapia profunda. Es la aplicación de la corriente eléctrica convertida en una onda de longitud microscópica. Con ella se logra el calentamiento profundo de los tejidos, lo que reporta un amplísimo espectro terapéutico.











  • Termoterapia superficial o lámpara de infrarrojos: es la conversión de la electricidad en una haz de luz infrarrojo cuya aplicación terapéutica es un calentamiento de los tejidos más superficiales de la zona afectada.












3. REHABILITACIÓN FUNCIONAL

La rehabilitación funcional persigue restablecer la normalidad en la realización en las actividades de la vida diaria tras un trauma que las hubiera limitado. La rehabilitación contiene un abanico terapéutico muy amplio ya que la posibilidad de lesiones limitativas en el cuerpo es muy amplia. La terapia mas empleada es la mecanoterapia (sin olvidar las anteriormente citadas masoterapia y electroterapia). La mecanoterapia consiste en la aplicación de aparatos mecánicos como medio para la recuperación de una función previamente limitada. La recuperacion funcional actúa a dos niveles: el físico y el neurológico.


A. NIVEL FÍSICO

Consiste en la recuperación de todas aquellas lesiones que conllevan una limitación mecánica en la función de una articulación o miembro del cuerpo.

Entre la batería de herramientas terapéuticas disponibles para la recuperación de lesiones limitantes de hombros (secuelas de un hombro doloroso) tenemos: rueda de hombros, autopasivos, escalera de dedos y polea de brazos.

Rueda de hombros Autopasivos

Escalera de dedos Polea de brazos


El pronosupinador es un aparato que ayuda en las limitaciones de la prono supinación, es decir, en los movimientos de palma arriba y abajo (secuelas de una fractura de codo o de muñeca).

El Plato de Böhler es una herramienta imprescindible en la recuperación funcional ya que el último paso de la recuperación de la marcha se encuentra en la recuperación propioceptiva, es decir, la reeducación de los elementos fijadores , tanto ligamentos como tendones frente a una posible agresión (como por ejemplo, una torcedura causada por un firme irregular).

PronosupinadorPlato de Böhler


La escalera con rampa y las paralelas son dos artilugios terapéuticos de gran importancia en las últimas fases de la recuperación de la marcha.El primero, para la realición de ejercicios de ascenso y descenso de rampas y escaleras. El segundo, es imprescindible en los primeros pasos de la deambulación.

Escalera de rampaParalelas


B. NIVEL NEURONAL

Consiste en la recuperación de aquellas funciones perdidas por una alteración neurológica, bien sea en el sistema nervioso central o en el periférico. Estas lesiones pueden aparecer de forma súbita en forma de accidente basculo cerebral (ictus) o bien en forma degenerativa o progresiva como la esclerosis múltiple, alzheimer, parkinson, etc. Naturalmente en estas enfermedades la terapia no tendrá un fin curativo pero si se intentará conseguir una mayor calidad de vida y retrasar el proceso degenerativo.



4. ESTIRAMIENTOS

Los estiramientos son tensiones mantenidas de los músculos en el sentido contrario a su contracción. Su objetivo es lograr reducir la tensión muscular que se genera con el deporte. Con este grupo de ejercicios físicos se consigue mantener los músculos flexibles a la vez que los prepara para el movimiento. Con unos pocos minutos de estiramientos antes y después del ejercicio contribuirás a reducir las tendinitis, lesión muy temida y frecuente en la natación, el ciclismo o la carrera y generada en la mayoría de las ocasiones por exceso de esfuerzo.

Como norma general, los estiramientos siempre vienen bien. Ahora, no deben ser tomados como una práctica deportiva más, ni intentar llegar cada día más lejos. No son una competición personal. El estiramiento debe ajustarse a la propia estructura corporal y muscular, al nivel de tensión muscular cambiante y al grado de flexibilidad que se posea.

Los objetivos buscados en el estiramiento son:

  1. Reducir la tensión muscular generada durante entrenamiento o carrera.
  2. Aumentar la extensión de los movimientos.
  3. Hacer que te sientas más relajado, después de las carrera y los entrenamientos.
  4. Prevenir los tirones musculares.
  5. Facilitar la oxigenación del músculo y por lo tanto su recuperación.